Prensa Chucara

18 de julio de 2018

MI HIJA ... LA PLANERA

Escrita el Martes 30 de Enero, 2018
Mi hija es antika. Anti K rabiosa, al punto de tenerme bloqueada en facebook y de pasar largas temporadas sin hablarme por teléfono o contestarme las llamadas.

Mientras vivió en Argentina no se le caían las palabras y frases "planero, choriplanero, se embarazan por un plan, hay que echar a la mierda a los extranjeros, nos usan los hospitales" y otras atrocidades que le costó hasta que sus hermanos dejaran de hablarle. Mi hija vive en Suecia hace dos años. Se enamoró, se enamoraron, ella y un sueco. Hace unos días, para mi sorpresa, me pide acceso por whatssap. Me da la buena nueva: va a tener un bebé entre fines de agosto y pirncipios de septiembre. Mi hija es una inmigrante, una inmigrante cool, pero inmigrante al fin, inmigrante que tiene su casa con su pareja, ingeniero él, y que hasta trabaja en un hospital sueco. Consiguió ese trabajo al poquito tiempo de llegar a vivir, y logró la residencia a los pocos meses. Pero sigue siendo una inmigrante. Mi hija estudia sueco, el gobierno LE PAGA para que estudie ese idioma, a ella y a todos los inmigrantes. Mi hija, como dije, va a tener un bebé, y entonces me cuenta: tendrá tres años de licencia por maternidad PAGA, tendrá su pareja un año completo de licencia por paternidad PAGA. Su niño o niña recibirá un SUBSIDIO DIARIO (sí, DIARIO) de 180 coronas suecas (algo así como 450 pesos argentinos POR DÍA). Sí, hasta los seis años. A partir de esa edad recibirá otro subsidio mensual hasta los 16 años, equivalente unos 350 pesos argentinos POR DÍA. Su hijo, que tendrá doble nacionalidad, argentina y sueca, mi nieto o nieta, que será hijo de mi hija INMIGRANTE. A la vez, el Estado la provee de una niñera SIN COSTO durante cuatro horas diarias, si ella quiere, por día, para que, si se siente agobiada por los deberes de la maternidad, pueda disponer de un tiempo libre. Estos beneficios los recibe mi hija, y todas las mujeres, padres y niños suecos o inmigrantes, cualquiera sea su condición socioeconómica. Mi hija, la antik rabiosa, la que renegaba de la AUH y el PROGRESAR, ahora es "planera", aunque viva en Suecia. Suecia, un país que ha entendido hace mucho que la única manera de tener una sociedad digna es cuidando a la infancia y apoyando la maternidad y la paternidad. Igual que acá, ¿vieron?, donde tremendos hijos de puta, malparidos de mierda, postean fotos de otros países y se indignan ante la panza del pobrerío, canallas que esperan que un niño de madre pobre se pudra en medio de la miseria, que les saquen la AUH a esos "negras de mierda", que las echen a las embarazadas bolivianas a patadas por la frontera. Igualito. Sigan pensando así y seguiremos siendo un país bananero de mierda. No merecen otra cosa.
A.K.






G-TECPrensa Chucara


Prensa Chucara - El periodismo en el que la gente cree y quiere
© 2017 - La Rioja - Argentina