Prensa Chucara

14 de agosto de 2020

Ataque al hospital maternal en Afganistán: "fue un tiroteo sistemático contra las madres"

Escrita el Jueves 21 de Mayo, 2020
Frederic Bonnot, jefe de los proyectos de MSF en Afganistán, se encontraba dentro de la maternidad Dashte Barchi, en Kabul, al momento del ataque. En esta nota comparte su testimonio sobre el cobarde acto de violencia.

.

Ataque a la maternidad de Médicos Sin Fronteras en el hospital Dashte Barchi en Kabul (Afganistán)

En los días posteriores alataque al hospital Dashte Barchi en Kabul, ha quedado claro que lo que sucedió allí el 12 de mayo fue un asalto deliberado sobre un hospital de maternidad con el propósito dematar a sangre fría a las madres.

"Regresé un día después del ataque y lo que vi en la maternidad demuestra que fue untiroteo sistemático contra las madresque allí se encontraban", asevera Frederic Bonnot, jefe de los proyectos de MSF en Afganistán. “Pasaron por las habitaciones de la maternidad,disparando a las mujeres mientras ellas estaban en sus camas. Fue metódico. Las paredes están salpicadas de balas, había sangre en los pisos de las habitaciones, vehículos quemados y ventanas con disparos".

Las cifras oficiales indican que24 personas murierony al menos 20 más resultaron heridas, la mayoría de ellas eran pacientes. Médicos Sin Fronteras, que ha estado apoyando a esta instalación durante los últimos seis años, ha podido confirmar que 26 madres se encontraban hospitalizadas al momento del ataque, y que diez lograron encontrar refugio en habitaciones seguras junto con muchos trabajadores sanitarios.

Ninguna de las 16 madres que permanecieron expuestas al ataque se salvó: 11 fueron asesinadas, tres de ellas embarazadas en la sala de partosy otras cinco resultaron heridas. Entre los muertos hay dos niños y una partera afgana de MSF.Dos bebés recién nacidos resultaron heridos, uno de ellos fue trasladado a otro hospital para una cirugía de emergencia después de recibir un disparo en la pierna, al igual que tres integrantes del personal local de MSF.

Los atacantes, cuyo número aún se desconoce, irrumpieron en el hospital por la puerta principal poco después de las 10:00 de la mañana. Había otros edificios y salas más cerca de la entrada, pero según el personal de MSF presente en el momento del ataque, los asaltantes se trasladaron directamente a la sala de maternidad apoyada por MSF. Lo que siguió fueroncuatro horas de infierno, lo que duró el ataque, mientras que los pacientes y el personal buscaron refugio.

"Durante el ataque, desde la habitación segura escuchamosdisparos por todas partes y explosionestambién", explica Frederic Bonnot.

"Es impactante. Sabemos que esta área ha sufrido ataques en el pasado, pero nadie podía creer que atacarían a una maternidad. Vinieron a matar a las madres."

102 integrantes del personal nacional de Médicos Sin Fronteras estaban trabajando junto a trabajadores del personal internacional. Durante elcaos del ataque, el conteo de los pacientes y el personal presente en el hospital se volvió extremadamente difícil, ya que las personas corrían por su seguridad y muchos otros fueron remitidos rápidamente a otros hospitales. "Este país está, tristemente, acostumbrado a presenciar eventos horribles", dice Bonnot. "Perono hay palabraspara describir lo que sucedió el martes".

msf319116_afganistan_ataque_hospital_maternal_dashte_barchi_kabul_2020_2.jpg Entradas a la unidad de atención psicosocial y a la oficina del hospital Dashte Barchi, en Kabul, después del ataque en Afganistán.© Frederic Bonnot/MSF

Empezamos a trabajar en Afganistán en 1980, pero estuvimos ausentes del país entre 2004 y 2009 después del asesinato de cinco trabajadores en la provincia de Badghis. En 2019contábamos con siete proyectos en seis provincias del país y realizamos más de 100.000 consultas externas, asistimos más de 60.000 partos y realizamos casi 10.000 intervenciones quirúrgicas.

Para nuestro trabajo en Afganistán,no aceptamos fondos de ningún gobierno. Dependemos única y completamente de donaciones del público.








Prensa Chucara - El periodismo en el que la gente cree y quiere
© 2017 - La Rioja - Argentina