Prensa Chucara

30 de noviembre de 2021

LLEGÓ EL MOMENTO DE MOSTRAR LAS UÑAS...

Escrita el Miércoles 20 de Octubre, 2021
La oligarquía y los empresarios se unieron contra el pueblo, no contra el gobierno, porque las amenazas de desabastecimiento van dirigidas contra la familia argentina a la que toman de rehén para presionar con un objeto despreciable. Tal vez provocan para hacer tronar el escarmiento...

Ya están tirando demasiado de la cuerda, no tienen el mínimo respeto por el soberano, por el que una vez creyó en sus promesas que a la postre resultaron todas mentiras y con consecuencias nefastas para varias generaciones. No obstante la desfachatez de un accionar reñido con la ética, porque preconizaban el respeto por la institucionalidad y fue un período macabro donde los tarifazos escandalosos, la persecución al estilo nazi, en forma impune para escarmentar a opositores fue de terror, siguen insistiendo tal vez subestimando al pueblo como a un elemento desmemoriado que no recuerda absolutamente nada del grave daño ocasionado tanto con el manoseo de las instituciones, apoyando a delincuentes funcionarios de la justicia prófugos, apoyando materialmente un golpe militar en Bolivia; espiando a familiares de víctimas del ARA San Juan; estafando a miles de familias con el verso de la solución para el problema de la vivirnda y los hundió con ese crédito UVA.

Ya está comprobado, hubo muchos infiltrados en el movimiento Nacional Justicialista que hoy se revuelcan de odio luego de las marchas del 17 y 18 donde se pudo apreciar claramente a un pueblo UNIDO, por eso la reacción en contra de esas manifestaciones populares surgidas con tanto odio de parte de un tipo como Pichetto o Julio Bárbaro que piensan que el pueblo es estúpido: Uno, candidato a vice presidente junto al verdugo más hijo de puta que tuvo la historia argentina, el otro un eterno servicio de inteligencia cuya esposa fue legisladora en pcia. de Buenos Aires por Cambiemos durante la presidencia del mamarracho. Pero lo más grave de todo ésto es que estos energúmenos, al igual que los periodistas más detestables por lo genuflexos, creen que el pueblo ignora el destino de los cientos de miles de millones de dólares que no están , aparentemente, en ninguna parte y que al final tendrá que pagar el pueblo. Están muy confiados y eso no es bueno.








Prensa Chucara - El periodismo en el que la gente cree y quiere
© 2017 - La Rioja - Argentina