Prensa Chucara

08 de diciembre de 2022

19 de marzo de 2008. Primer corte de ruta de la Mesa de Enlace.

Escrita el Viernes 2 de Setiembre, 2022
Un amigo periodista “progre” con familiares desaparecidos, que cree que la Federación Agraria Argentina sigue siendo la misma que se fundó después del Grito de Alcorta, se dirige hacia el lugar de los hechos para entrevistar a los protagonistas del lock out patronal.
En San Pedro, el lugar adonde se desarrollará el acto público. Mientras se desplaza entre la gente, ve a un señor con un cartel en el que puede leerse: “Con los militares estábamos mejor”. El muchacho regresa decepcionado. No es para nada partidario del gobierno, pero esa frase lo llama a la reflexión. Hace 14 años que los medios más poderosos transmiten discursos cargados de violencia, que invitan a que la gente se exprese en el mismo sentido. ¿Cuántas veces en esta última década vimos a gente manifestándose con cacerolas y gritando “muerte a la yegua”, “morite chorra” y demás linduras? ¿Recuerdan la celebración del triunfo de Macri y las imágenes que se veían en la manifestación? Yo sí lo recuerdo. Había una pareja que llevaba un ataúd. En el frente se observaba una cruz, con una inscripción que decía “C.F.K-Q.P.D- ¡Chau, chau!”. ¿Recuerdan las bolsas mortuorias con nombres y apellidos frente a la Casa Rosada? ¿Recuerdan que una de las destinatarias era Estela de Carlotto? ¿No escuchan a cada rato y desde hace años la palabra “planero”? “El que quiere andar armado, que ande armado”, dijo hace 4 años la ex Ministra de Seguridad Patricia Bullrich. “Son ellos o nosotros”, sentenció hace pocos días López Murphy. “12 años por robar impunemente es casi nada. El año pasado presenté un proyecto de ley para que este tipo de delitos sean considerados traición a la Patria. Merecen la pena de muerte, no una liviana prisión domiciliaria”, escribió en su cuenta de Twitter el diputado neuquino Francisco Sánchez el día en que el fiscal Luciani formuló su pedido de condena. Vallas, policías, hidrantes y palos en plena Recoleta por orden del Jefe de Gobierno de la CABA, que salió a reivindicar la represión del sábado pasado. La persona que ayer quiso atentar contra la vicepresidenta, no hizo otra cosa que poner en acto lo que muchos piensan y desearían hacer, pero por pudor no se animan. Esos muchos son insaciables, porque en el fondo sabemos que su desprecio no es solamente hacia una persona. Dale a esos muchos un arma y vas a ver cómo acribillan a todos los pobres que se organizan para reclamar por sus derechos, aunque lleven una bandera de una pequeña organización opositora a todos los gobiernos de turno. Acá hubo un atentado contra la vicepresidenta que merece todo el repudio, pero lo que se pone en juego cuando vemos estas cosas es el piso de libertades democráticas que conquistamos luego de décadas de lucha.






Prensa Chucara - El periodismo en el que la gente cree y quiere
© 2017 - La Rioja - Argentina